Hoy en la mañana vi a una señora que le decía a su hijo, andale tomate tu “leche” refiriéndose a un mentado Nesquick, lo de menos es que le diga que se lo tome, reconozco que no es mi bebida favorita, ya que existe el Chocomilk o el chocolate abuelita, el, pero bueno, el nene andaba tomándose dicho producto en un envase tetrapack, lo cual en estos tiempos es normal, ya que ahorran tiempo a las mamis para incluso hacerles algo de tomar a sus hijos, entiendo, el tiempo ya casi no alcanza para la vida en esta Ciudad tan loca y estresante, pero bueno, pienso que es mejor hacerle las cosas de manera personal, ya me verá como padre algún día lejano a hoy.
Mi molestia no viene al que le haga o no el jodido Nesquick sino lo que se sucede después…
La madre bien preocupada del bienestar de su hijo, cuando se dio cuenta que ya había terminado la ultima gota de su bebida sabor chocolate, le dijo dame el envase, el chico accede y se lo da, la madre al tener dicho envase espera a que nadie la vea para tirarlo al suelo, pero sucede que estando yo un poco mas atrás no me vio y me di cuenta, la situación se presento así:
Me acerco yo y le digo, buenos días señora, que buena onda que usted se preocupe por la salud de su hijo, muchos quisieran que se preocuparan así, desafortunadamente le da un pésimo ejemplo a su hijo porque le enseña a que tirar la basura en el piso esta bien y eso no es para nada un acto de buena enseñanza, porque le muestra una imagen errónea a su hijo, haciéndole creer que el tirar basura en el piso es un acto aceptable, teniendo en cuenta los problemas ambientales a nivel mundial, si usted se preocupara por el bienestar de su hijo esperaría a que llegara a la estación donde se dirige y depositarla en el bote adecuado para su desecho.
Con dichas palabras la señora enmudecio por un momento y me dijo, eres un chico muy metiche pero tienes razón, le di su envase de nesquick y pues después de 2 estaciones se bajo.
Ignoro completamente si después lo tiro en el bote o en el piso, espero que le haya servido lo que le dije.
Tal vez me vi un poco intenso, pero siento que no le dije ninguna mentira.