REMINERALIZACION
Desmineralización

La desmineralización es la disolución de minerales del esmalte dental mediante ácidos. La descomposición del diente (caries) se desarrolla cuando el proceso de desmineralización supera el de Remineralización.
La desmineralización se identifica como una zona blanquecina, yesosa, con perdida de traslucidez que puede afectar uno ovarios dientes y se presenta tanto en la dentición temporal como en la permanente.
En la desmineralización se observan zonas histológicas que son:
Zona traslucida: el avance de la lesión va separándola del esmalte normal
Zona obscura: aparece una banda blanca, extendiéndose sobre toda la superficie profunda del cuerpo de la lesión, en forma de una zona opaca y densa en la cual se observa poca estructura.
Cuerpo de la lesión: zona de mayor desmineralización y destrucción cristalina, hay una perdida de mineral y aumento de materia orgánica
Capa superficial: cubierta con una multitud de agujeros diminutos
Defecto cavitario: cuando la capa superficial del esmalte se fractura se produce una cavitación. Por lo que las bacterias con la saliva, se introducen al esmalte y dentina, alterando la estructura cristalina y se detecta por medio radiográfico
Remineralización

La Remineralización es un tratamiento, el cual consiste en el uso de sustancias con capacidad remineralizante. Mediante este proceso se van a precipitar los iones en la superficie o dentro del esmalte parcialmente desminersalizado, esto ocurre en un pH neutro, condición por la cual los minerales presentes en los fluidos bucales se precipitan en los defectos del esmalte desmineralizado
En el mecanismo por el cual se depositan los minerales mediante el proceso de Remineralización, la deposición de los minerales ocurre, en o cerca de la capa externa de la lesión. El compuesto mineral que se deposita inicialmente es una forma soluble, al transcurrir el tiempo los minerales son transferidos dentro de la lesión y eventualmente depositados en forma de compuestos insolubles
La Remineralización es el proceso natural para la reparación de las lesiones producidas por la caries dental.
Se conoce sobre este proceso desde hace unos 100 años. Sin embargo es hasta las recientes décadas que la importancia del conocimiento y terapéutica de la Remineralización se ha generalizado.
La aplicación tópica del fluoruro en varias formas y vehículos ha producido reducciones significativas en la prevalencia e incidencia del proceso carioso.
Cuando el riesgo bacteriano es alto o los componentes de la saliva no se tienen, la Remineralización es insuficiente para detener o revertir el proceso carioso.
En el mundo la prevalencia de caries es del 70% en promedio. Existe una necesidad para encontrar maneras para promover la Remineralización y transferir estos conocimientos a la aplicación y terapéutica clínica; las metas serán inhibir la desmineralización, facilitar la Remineralización y la adherencia bacteriana, teniendo mejores métodos para remineralizar, posiblemente dosificando en forma continua 0.11ppm de Flúor y estimulando el calcio soluble en la saliva.