A veces te digo no
porque no quiero dejarme a mi las riendas del corazón
tengo miedo de perderte, advierto que la razón
se puede quebrar de amor
y desbordar los sentimientos que tanto tiempo tuve dentro.

Si peca no queda igual,
si pierdo es porque me entrego es algo tan natural
tener el control del juego es algo que no me va
te dejo la libertad
de hacer conmigo lo que quieras de quererme a tu manera.

Y yo soy la hoja que lleva el viento
que va volando a tu alrededor
y tu el aire que me levanta
que me da fuerza para este amor